Poco después de la guerra, se disolvió la división y volvió a casa, en Fukuoka. Los asuntos nacionales y internacionales le interesaban, y participó en el certamen de funcionario del gobierno japonés. Una posibilidad para él era de trabajar para una gran companía de construcción (se suele decir en Japón que es una buena cosa ser contratado por una gran companía). Por fin, decidió irse al extranjero, y seguro que pensaba irse a Europa, tal vez Francia. Pero, al mismo tiempo, un amigo de su padre, unos de los fundadores de la " macrobiótica ", le aconsejó que estudie unas cosas fundamentales de la cultura japonesa, ántes de marcharse al extranjero. Para eso le dierón dos cartas de recomendación y se presentó al fundador del aikido, Morihei Ueshiba. Este encuentro le fué fatál, respecto a la personalidad extraordinaria del Maestro, y decidió volver uchi-deshi (alumno-maestro) de O-Sensei. En el Japón vencido de esta época de postguerra, seguir este camino parecía más que original. Para todos, lo más importante era lograr algo para comer, y a nadie le preocupaba el aikido ni siquiera el budo. Además, el budo era oficialmente prohibido por los oficiales americanos. Parecía también muy sorprendiente escoger como especialización el aikido sin ningún trabajo regular, eso quiere decir que Yamaguchi Sensei fue el primer " profesional " del aikido. Poco a poco, el aikido se pusó más popular, y empezó a dar clases no solamente en el aikikai, pero en otros sitios como la Agencia Nacional de la Defensa, las universidades de Meiji y Tokyo, y otros dojos privados. Queda cierto que desempeñó un papel mayor en la expansión del aikido.

copyrightę1998-2007 Yamaguchi dojo all rights reserved.